|

Miguel de la Madrid Hurtado (1982 a 1988) “Fue un gobernante discreto, y eso ya fue una ventaja después de las vedettes que lo antecedieron”.