NOTICIAS

Los pasos que Victoria Ruffo no debería seguir de Anahí

|
En un capítulo más de “Cuando el espectáculo besa a la política”, se presenta: Lo que Vicky no debería copiarle a Anahí. En esta ocasión, ya la había besado hace quince años, pues el recién gobernador electo del estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses (@omarfayad), está casado desde el 9 de marzo 2001, con la actriz […]
Los pasos que Victoria Ruffo no debería seguir de Anahí

En un capítulo más de “Cuando el espectáculo besa a la política”, se presenta: Lo que Vicky no debería copiarle a Anahí. En esta ocasión, ya la había besado hace quince años, pues el recién gobernador electo del estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses (@omarfayad), está casado desde el 9 de marzo 2001, con la actriz María Victoria Eugenia Guadalupe Martínez del Río Moreno, mejor conocida como Victoria Ruffo (@victoriaruffo31).

Anahí Puente (@Anahi), se casó el 25 de abril de 2015 en la catedral de San Cristobal de las Casas, Chiapas, con Manuel Velasco Coello (@VelascoM_), gobernador de dicha entidad. A partir de esa fecha se convirtió oficialmente en primera dama, adquiriendo las responsabilidades que como esposa del gobernador implica, pero también los beneficios. 

 

Ver Anahí y su evelución de actriz a primera dama

 

Junto a ello, se involucran las críticas positivas y negativas, así como los seguidores y detractores, y Anahí, además de ser la esposa más conocida de un gobernador en todo el país. Es una mujer que le gusta la polémica y la farándula. Por eso, se presentan 5 escándalos  de Anahí que Victoria Ruffo debería evitar cuando llegue al palacio de gobierno el próximo primero de abril de 2017. 

1.- Utilizar vestidos que tengan un valor de $120,000 pesos, en el evento del grito de independencia, el 15 de septiembre. 

Victoria

Esta fue la primera vez que Anahí se postro frente a los chiapanicos siendo esposa de Manuel Velasco, en la conmemoraciñon de grito de independencia. (Foto: Instagram.com)

Victoria

Anahí presumió su vestido a través de las redes sociales, el cuál tuvo un costo de siete mil dólares ($120,000 pesos) y fue diseñado por Benito Santos. (Foto: laopnion.com)

 

2.- Que ni su esposo y ella besen la mano del papa en su visita a México, y mucho menos que vayan hasta la Ciudad de Vaticano, a hacerlo y lo presuman en redes sociales. Ya que como representantes del pueblo que los eligió, deben tener respeto por los que no son católicos y por la laicidad asentada en la Constitución.

 

Ver Anahí le quita los hombres a la Gaviota

 

Victoria

Anahí y Manuel Velasco con el papa Francisco en el Vaticano, antes de la visita sel sumo pontífice a México. (Foto: Instagram.com)

 

3.- Sobreactuar en los eventos que tenga junto a su marido, el gobernador, y se exhiba afligida en exceso frente a la sensibilidad de la gente con su situación. Y a Victoria no le vaya a ganar el llanto y se ponga a lagrimear mares, como solo ella sabe hacerlo. 

Victoria

Anahí y Manuel Velasco. (Foto: Inotimexpr.com)