NOTICIAS

Yo encontré esto en una situación financiera a punto de quiebra: Eduardo Amerena

|
El coordinador ejecutivo del Auditorio Nacional da su versión acerca de las demandas que tiene el recinto de espectáculos más importante de México.
Yo encontré esto en una situación financiera a punto de quiebra: Eduardo Amerena

Después de la nota publicada el pasado 20 de febrero de 2019 por Cuna de Grillos: “Eduardo Amerena y las demandas que enfrenta el Auditorio Nacional, donde el apoderado legal de la empresa Amore Auditorio S.A. de C.V. -franquicia de la cadena “Pizza Amore”- Gabriel Kleiman López, señalaba anomalías en la administración de Eduardo Amerena Lagunes como coordinador ejecutivo del coloso de reforma. Después de solicitar la entrevista para tener la versión de las autoridades y que esta fue rechazada por el área de prensa, fue el propio coordinador ejecutivo el que recibió a este medio de comunicación en su oficina para dar la versión del Auditorio, la cual dejamos a continuación:

1)  

El cargo real es Coordinador Ejecutivo del Auditorio Nacional y es por tiempo indefinido. El comité técnico del Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional (FUAAN) es integrado por 15 integrantes: cinco representantes del gobierno de la Ciudad de México, cinco representantes de la Secretaría de Cultura y cinco empresarios dentro los que están: Carlos Slim, Fernando Senderos, Roberto Hernández, Alejandro Ramírez y Aurelio Nuño Morales, este último entró en lugar del fallecido Teodoro González de León. 

Eduardo Amerena 3

Eduardo Amerena. (Foto: Cuna de Grillos)

2)

En el caso del contrato con Taco Inn, Eduardo Amerena leyó la siguiente resolución: “ni el área jurídica, ni la dirección de administración y finanzas intervinieron en la elaboración del contrato, y el mismísimo titular de la citada dirección, confesó que nunca conoció a César Cervantes Tezecuano, y que por instrucciones del entonces Coordinador Ejecutivo (Gerardo Estrada) firmó tal contrato que le presentó la entonces coordinadora de Relaciones Públicas, Fany Carrillo Peñafiel, que comparece en el mismo contrato sin tener su función conexidad con el tema”.

Además, agregó que las cláusulas del contrato eran asimétricas, es decir, que cualquier incumplimiento del concesionario le daba derecho para regularizarse sin ninguna sanción. Aclaró que no son más de cinco demandas por parte de Taco Inn, sino que es solamente una, pero ha habido apelaciones.

3) 

“Yo ya había tomado la decisión desde que entre aquí de restructurar el área de alimentos y bebidas, por una sencilla razón, porque yo como usuario del Auditorio jamás se me antojó comer nada en el Auditorio”, declaró Amerena.

Según lo manifestado por el actual coordinador ejecutivo en entrevista grabada para Cuna de Grillos, se invitó a tres concesionarios que operaban dentro del Auditorio, entre ellos al restaurante Estoril, Looptonic y Café Rak. Se les entregaron las características de lo que esperaba la administración: 1) un éxito culinario y 2) una variedad en la comida, incluso una variedad sana. Las autoridades convocaron a los participantes en agosto de 2017 a presentar sus proyectos un mismo día y de manera secuencial, y ahí mismo se decidió quien se llevaría la concesión.

Entre los que decidieron al concesionario ganador estuvieron: el coordinador ejecutivo, la directora de relaciones públicas, el director de operaciones, el director de producción, el director del Lunario, el abogado general y el director de administración y finanzas. Y Amerena agregó: “Necesitamos una empresa con un contrato muy flexible, que no hable de exclusividades […] que un simple aviso con 30 días de anticipación, ustedes van a estar relevados por esta otra firma”. 

Eduardo Amerena 4

Eduardo Amerena. (Foto: Cuna de Grillos)

4) 

“Quieren una indemnización por ya no estar en el Auditorio, los tres”, refiriéndose a Taco Inn, a la franquicia de Pizza Amore y Café Rak. 

En el caso de Café Rak, Eduardo Amerena confirmó que fueron ellos quienes lo invitaron a colaborar durante la temporada de óperas para que surtiera de este producto a los asistentes, debido a que en ese momento se había cancelado el contrato con la empresa que anteriormente lo hacía. Asimismo, corroboró que se firmó el contrato con Rodrigo Ávila Kuri, dueño de Café Rak, como concesionario de café en octubre de 2016. También, aceptó que fue desde su oficina donde salió la orden a Silvana Ponzanelli, directora de difusión y patrocinios, para que se le solicitara a Rodrigo rescindir el contrato tres meses antes de que venciera, sin embargo, por la negativa del dueño en palabras de Eduardo, se esperó a que venciera dicho contrato.

5)

Respecto a la cláusula de preferencia de los contratos de Amore Auditorio S.A. de C.V. y Café Rak, el coordinador ejecutivo declaró lo siguiente:

“Tenía preferencia si nosotros decidíamos cambiar al vencimiento del contrato al proveedor para dar otra preferencia, este no es el caso, nosotros lo que hicimos fue esperar a que vencieran los contratos para cambiar el esquema total. Ya no vamos a dar una concesión de preferencias”.

6) 

En relación al cambio de esquema al que se refiere Amerena, es un plan que hace un giro de 180 grados en diversos aspectos que el Auditorio tiene para ofrecer a sus visitantes y por cual según el coordinador ejecutivo salieron los proveedores de las pizzas y el café. Se llama “Programa de reposicionamiento” y comprende el nuevo bar llamado “Zona Aurea”, la remodelación de palcos, la remodelación de las islas de alimentos y de las barras de bebidas, la tienda, la cafetería, el guardarropa y el proyecto arquitectónico para dos estacionamientos subterráneos frente al Auditorio.

Sin embargo, al momento de cuestionar al coordinador ejecutivo del Auditorio Nacional del por qué no se había invitado a la empresa Amore Auditorio S.A. de C.V., a que pudiera participar como concesionario de todos los alimentos y bebidas del nuevo esquema que él estaba proponiendo, contestó “porque se me olvidó”. 

Eduardo Amerena 5

(Foto: Donde ir)

7)

Al siguiente día de la publicación de la nota en Cuna de Grillos, este medio de comunicación tuvo conocimiento de que fueron despedidos César Fragoso, jefe alimentos y bebidas y su asistente Israel. Al cuestionarle si estos despidos tenían relación con la información publicada en Cuna de Grillos, Eduardo Amerena respondió: “Fueron despedidos porque ya no tienen razón de ser aquí. Les perdimos la confianza […] Se les va a liquidar”. 

8)

En cuanto al tema de las instalaciones y mobiliario que el Auditorio Nacional mandó a construir para que pudiera operar la empresa ganadora de la concesión Grupo Looptonic, dijo: “Llegamos a la conclusión que, por la experiencia con estas demandas, lo que nos conviene es ser dueños de todo. Únicamente establecer el outsourcing para la preparación y expedición y venta de alimentos. […] Somos dueños absolutamente de la unidad empresarial como tal y de que nosotros tenemos el control absoluto y que nada más es cosa de cambiar las personas que están operando”. 

9)

Además, al ser cuestionado si la reducción del presupuesto al sector de Cultura le afectaría al Auditorio Nacional contestó: “Para nosotros no. El 100% de los ingresos viene del sector no gubernamental. Nunca ha recibido el Auditorio Nacional un solo peso fiscal. Nuestros ingresos se integran por recursos propios y por nuestra asociación que tenemos con los promotores del Auditorio Nacional. Es más nosotros, a partir de los extraordinarios resultados financieros del Auditorio, vamos a darles cantidades muy importantes tanto al gobierno de la Ciudad de México como al INBA por las utilidades tan grandes que tuvimos el año pasado”.

Sin embargo, el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) resolvió en su sesión pública ordinaria del pleno el pasado 27 de febrero de 2019, que “el Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional se encuentran involucrados recursos públicos derivados de la aportación inicial que realizó Servicios Metropolitanos, S.A de C.V., empresa de participación estatal mayoritaria de la Ciudad de México y del inmueble que el Instituto Nacional de Bellas Artes entregó a la fiduciaria, así como del las cantidades que reciben el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Gobierno de la Ciudad de México, por concepto de derechos fideicomisarios”. 

(Ver video a partir del minuto 56:40)