Biografías

Roberto Candia, de reportero a político [PERFIL]

|
Estudió en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Tiene 40 años, es empresario y diputado local por el PRD.
Roberto Candia, de reportero a político [PERFIL]
Roberto Candia

Jugó en el América y actualmente practica kick boxing. FOTO: Twitter/@RobertoCandiaO

Se inició como reportero interno del Gobierno del Distrito Federal. Después fungió como vocero de la Secretaría de Obras, ocupó el cargo de Comercialización en la red de Transporte de Pasajeros del Distrito Federal y, ahora, es diputado local por el Partido de la Revolución Democrática (PRD). A pesar de que su vida profesional pintaba para el mundo de los medios de información, actualmente, a sus 40 años, Roberto Candia ha dejado que la política le eche ojitos.

Mexicano por nacimiento. Evaristo Roberto Candia Ortega vino al mundo el 24 de abril de 1975 en el Distrito Federal. Tuvo dos hermanos pero uno de ellos falleció en un accidente. Su padre es de Tlaxcala y su madre del Distrito Federal. Actualmente sostiene una relación sentimental con una conductora de noticias de Univision Houston con quien lleva dos años de noviazgo.

Cuatro años atrás Roberto y la ahora diputada local Polimnia Romana Sierra Barcena cerraron el ciclo de su relación, la cual dio inicio cuando ambos trabajaban para Gobierno del Distrito Federal. Polimnia fue cortejada por más de cuatro meses por Roberto, pues constantemente la invitaba a bailar. Cuando ella por fin accedió, él le dijo que mejor fueran a cenar porque en realidad no bailaba. Esa fue su estrategia para conquistarla. En 2004 comenzaron una relación formal. La diputada por la Asamblea, en entrevista para Cuna de Grillos, describe a Roberto como “un hombre sensible, buen hijo” y como el hombre que se convirtió en su gran apoyo durante el tiempo que ella se dedicaba a la coordinación de las giras de Andrés Manuel López Obrador por toda la República Mexicana.

Romana y Candia comenzaron a vivir bajo el mismo techo desde agosto de 2005 hasta finales de 2009. Y a pesar de que existía “una gran chispa” entre los dos, la falta de tiempo para coincidir terminó por desgastar la relación. Aunque en un principio hubo una distancia tajante tras la ruptura, casi tres años después volvieron a coincidir como compañeros de trabajo en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y comenzaron a tener contacto nuevamente, ya en un sentido distinto al romance. A la fecha, ambos mantienen una relación cordial, de la que muchos de sus amigos y compañeros se asombran, según palabras de la perredista. Polimnia también afirma estar gratamente sorprendida por el crecimiento político que percibe en Roberto y la cercanía que mantiene con la gente como diputado local.

Fuera del reflector Candia Ortega practica kick boxing todas las mañanas en compañía de su hermano, no sin antes haber revisado a las 5:30 a.m. las noticias más importantes del día, hábito que le quedó luego de trabajar en medios. Lo hace en orden: primero la sección de Ciudad de los diarios impresos, luego las páginas Nacionales y finalmente las columnas, así como todo lo relacionado a la infraestructura de la capital.

La relación con sus padres es muy buena. A decir de Roberto, con quien más convive es con su mamá, Silvia Ortega, quien se dedicó a la industria restaurantera y durante varios años fue la encargada del café “La Habana” ubicado en la calle de Bucareli y Morelos, en la ciudad de México. A su papá lo vé cuando viene al DF y comen juntos. Aunque su padre tiene una nueva esposa, Roberto afirma que existe un ambiente de respeto y cordialidad entre ellos.

Hombre de negocios

Roberto Candia

Tiene una marca de gel para el pelo. FOTO: Twitter/@RobertoCandiaO

Desde pequeño Roberto Candia trabajó en las fábricas de su padre, negocio que continuó hasta convertirse, junto con su hermano, en dueño de dos de ellas: una de productos biodegradables y otra de gel para el pelo, el cual se distribuye en tiendas de autoservicio de todo el país.

Sin embargo Roberto estudió de periodismo en la escuela Carlos Septién García. Fue ahí donde los medios de comunicación se hicieron su vida. Ya en su familia existían dos primos y un tío que se dedicaban al mundo informativo y a él comenzó a interesarle este oficio porque notaba que viajaban constantemente. A los 23 años de edad, Beto −como le dicen de cariño−, ingresó al Gobierno del Distrito Federal a trabajar como reportero interno, puesto que desempeñó durante cuatro años.

En el 2012, Candia dejó atrás el periodismo para convertirse en diputado local de la VI Asamblea Legislativa del Distrito Federal del distrito IX, Miguel Hidalgo, por el Partido de la Revolución Democrática. Asumió la presidencia de la Comisión especial para el fomento de la inversión en la infraestructura para la ciudad.

Sobre su transición profesional, este funcionario público ha declarado que estar en temas de comunicación le ha dado una visión más amplia de lo que se debe hacer en las políticas públicas de los gobiernos y en todo sobre infraestructura para la ciudad. Además, asegura que sus ejes de trabajo para la delegación Miguel Hidalgo son: salud, derechos de las mujeres, derechos y obligaciones de los niños, y seguridad.  

El ex reportero afirma que si hay algo que le desagrada de la política es que no se puede ayudar a todas las personas que lo requieren, desde su posición como diputado. “Es un puesto limitado” dice. Y afirma que esto lo ha motivado a contemplar en sus planes inmediatos la búsqueda del cargo como delegado de la Miguel Hidalgo. Según el propio Candia, en entrevista con Cuna de Grillos, no tiene planes ni se ve como jefe de Gobierno del Distrito Federal. Considera volver al negocio familiar de productos biodegrables y de gel, que ha descuidado por varios años, y al que le es necesario volver debido a una enfermedad que su hermano padece y no le permite estar al 100% del cuidado de las empresas.

Fuera de la política

Además de su faceta como servidor público y empresario, Roberto Candia es un hombre deportista. Años atrás se interesó por el futbol y jugó un par de años en las fuerzas básicas del club deportivo América. En la actualidad corre motos como pasatiempo, los fines de semana, generalmente en el Autódromo de Pachuca o en las autopistas cercanas a la ciudad. El gusto por las motocicletas comenzó cuando tenía 13 años.

Roberto asegura que aunque no se ha dado la oportunidad con ninguna de sus parejas, él no está peleado con la idea de ser padre y muy por el contrario, le encantan los niños. Además afirma que “gracias al buen click que se da entre él y ellos”, varios de sus amigos le han pedido que sea el padrino de sus hijos. Está acostumbrado a lidiar con niños pues tiene primos y sobrinos pequeños con quienes le gusta jugar ¿Estaremos frente a un próximo padre de familia?

Roberto Candia

Aunque la paternidad no se ha dado con sus parejas anteriores, el político perredista no descarta la posibilidad de convertirse próximamente en papá. FOTO: Twitter/@RobertoCandiaO